cerrar

Actualidad

25/07/06 La comunicación oral como forma de promoción

Metalúrgica Makiel, un emprendimiento familiar en crecimiento

El principal producto de la industria Metalúrgica Makiel, de Cerrito, son los hornos portátiles metálicos. Se trata de una empresa familiar, que trabaja para incorporar personal, crecer y expandirse.
  • Imprimir
  • Enviar
Aníbal Leikam se remontó a los inicios de la Metalúrgica Makiel, que nació "por una necesidad de hacer algo para la casa y con el apoyo de distintas personas empezó a andar este pequeño emprendimiento". Actualmente trabaja junto a su esposa, Estela y un empleado. "Es un trabajo familiar, que también es así con los empleados", aseguró.

El horno que fabrica esta empresa trabaja con calor envolvente, lo que brinda facilidades para cocinar. Es dual, dado que funciona a leña o a gas. En la parte de la hoguera tiene material refractario, para darle más durabilidad al material. Además, contiene dos bandejas, en las cuales entran unas tres docenas de empanadas y de 10 a 12 kilos de carne. En uno de sus laterales posee una mesa, que permite apoyar las asaderas, y ruedas para ser transportado.

Estela Roballo de Leikam informó que actualmente están vendiendo los hornos en Córdoba, Misiones, Río Negro, Buenos Aires y en todos aquellos lugares desde donde los requieren. "La salida depende de los comentarios de familiares y conocidos, y las ventas que se hacen de lejos se concretan por teléfono. Nos llaman, tomamos los datos y cuando el horno está listo se envía con un transporte a cobrar contra reembolso", explicó.

Cabe destacar que la comunicación oral ha sido fundamental en la promoción del producto. "La llegada ha sido de boca en boca fundamentalmente, aunque también hemos ido a exposiciones porque nos ayuda a difundir nuestro trabajo". Igualmente, la mujer aclaró que en muchas oportunidades no han podido participar de exhibiciones por falta de material. "Nos invitan sobre la fecha o no tenemos qué llevar para exponer porque tenemos productos terminados para entregar", fundamentó.

Si bien Aníbal Leikam dijo que es necesario incorporar empleados en el emprendimiento, aclaró que "debe ser gente capacitada porque no se puede poner a cualquiera a hacer el trabajo. Pero faltan personas que tengan capacidad para hacer esto". En ese sentido, comentó que "las nuevas maquinarias y uno mismo debe hacer cursos para actualizarse".
En este marco, el hombre advirtió "que ahora está surgiendo el interés de los jóvenes de especializarse en trabajo metalúrgico, lo que hace algunos años estaba muy caído porque no ingresaban personas nuevas para trabajar".

Incluso, ante la falta de recursos humanos en la empresa familiar, Estela Roballo de Leikam desempeña diferentes tareas. "Ayudo en lo que puedo. Corto caños, fierros, ayudo a plegar, pintar y hago la parte de compra y venta. Es decir que trabajo a la par de mi esposo", relató.

Por último, ambos hicieron referencia de las perspectivas a futuro y vaticinaron que sumado a la incorporación de personal, está la intención de seguir creciendo e instalarse en un local amplio. Así lo indicó Aníbal como una alternativa para "no estar molestando a los vecinos", y acotó: "Esperamos lograrlo de a poco con el apoyo del área de producción de la Municipalidad". Por su parte, Estela añadió que "es muy difícil" lograr estas tres anhelos, aunque apostó a poder concretarlo "para seguir creciendo en otros rubros".
Una producción de OLEINIZAK
X-Más © Copyright 2018 - Todos los derechos reservados advertis